.

.

miércoles, 7 de octubre de 2015

LA MENTE OCUPADA




En nuestra mente vamos creando una idea, a través de la educación, cultura, familia, sociedad...
Eso que vamos creando es lo que pensamos que somos. Pero la realidad, es que la esencia de lo que somos no la vemos con tantas ideas en nuestra mente.
La mente ocupada con tantas ideas, es una mente torpe, rutinaria, mediocre.
A causa de que se ha establecido en un hábito, en una creencia, en una rutina, la mente se siente segura.
Tenemos que ir despojándonos de esa multitud de pequeñas cosas acumuladas, para que aflore nuestro verdadero ser.

Con nuestro propio conocimiento vamos dejando la mente libre de cargas y con ello llega la quietud, la mente aprende que la totalidad de todo el tesoro de la vida, reside dentro de uno mismo.

8 comentarios:

  1. Muchísima certeza en sus palabras Ana.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Si no se puede dejar la mente libre de cargas, por lo menos intentar aligerarla un poco, para aquietarla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es muy cierto, intentamos ordenar los pensamientos pero algunos siempre se ponen delante y no nos dejan ver mas allá. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pero eso es difícil de conseguir porque no lo vemos hasta que esa mente cerrada se relaja y dejamos entrar un rayo de claridad ... Muchas gracias por la ayuda en verlo claro.

    ResponderEliminar
  5. Llenamos la mente con pensamientos y creencias propios y añadidas, pero solo nosotros debemos saber discernir entre lo que nos ayuda a crecer o marginar el ser.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Controlar la mente no es fácil, hay que ser muy experto en autocontrol, vamos eso es lo que me parece a mi.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Controlar la mente,una gan hazaña.

    abrazos,guapa

    ResponderEliminar
  8. Es muy fácil decirlo, pero lo que debemos hacer es no dejarnos controlar por la mente. Es muy poderosa y puede convertirse en nuestro peor enemigo. Mens sana in corpore sano.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA