.

.

miércoles, 30 de julio de 2014

SIN PRECIPITACIÓN Y SIN MIEDO



11 comentarios:

  1. Para todo en la vida, las prisas nunca son buenas y con miedo, no podemos avanzar, porque nos paraliza. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Y aún así seguiremos equivocándonos porque la duda está siempre en nuestra identidad. Es naturaleza viva. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Luzdemar, si hacemos las cosas con prisas será una casualidad si nos salen bien y si nos para el miedo, pues ya ni te cuento, un desastre total. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. José Luis, la duda es natural el miedo no, el miedo es aprendido. Gracias por tu visita y por tu comentario, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. A tener en cuenta, no vayamos a hacerlo al revés, jeje. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  6. Muchas veces vamos aceleradas en este tiempo, no pensamos, no coordinamos y muchas veces causamos daño y dolor :( que buen cartelito Ana.... besos :*

    ResponderEliminar
  7. Me parece una gran verdad. Las prisas nunca son acertadas. Tampoco podemos dejarnos llevar por el miedo.

    Una excelente reflexión para no olvidar.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Para generar un cambio hay que estar en equilibrio total y no siempre uno esta en la mejores circunstancias.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. muy bueno, ahora a practicarlo
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Sabios consejos llenos de filosofía.
    Besos
    André

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.